«

»

Jun 05

“EN LA DEPURADORA DE GUIJUELO SE PODRÍA PRODUCIR BIOGAS QUE SERVIRÍA COMO COMBUSTIBLE PARA 1.900 VEHÍCULOS DURANTE UN AÑO”

El Ayuntamiento de Guijuelo en colaboración con Aqualia está estudiando la posibilidad de tratar, en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), los residuos que se generan en los procesos productivos de la industria agroalimentaria transformándolos en subproductos valorizables como es el biogás. Con el objetivo de dar a conocer este proyecto, el Foro Fic se convertía esta tarde en el escenario de la ponencia ‘Del residuo al recurso: economía circular” a cargo de Marta Casao Maestre, responsable de Depuración de FCC-Aqualia. “Hemos querido aprovechar la feria para presentar los beneficios de las sinergias en el tratamiento de los residuos industriales privados y los municipales”, apuntaba Casao Maestre quien aseguraba que a excepción del pelo del cerdo “todos los residuos son aprovechables”. “Tenemos una depuradora que en estos momentos está realizando el tratamiento de un 40% de la carga para la que está diseñada”, afirmaba la responsable de Depuración de FCC-Aqualia quien aseguró que “el proyecto recoge el tratamiento del subproducto orgánico, los residuos con los que se generaría biogas o biotenol y con la materia grasa se podrían conseguir bioplasticos”. La iniciativa, que se enmarcaría en el proyecto de bioeconomía que capitanea el Consistorio y que bajo las siglas ‘Guibep’ consiste en promover el aprovechamiento desde el punto de vista energético y biotecnológico de los subproductos del cerdo, se llevaría a cabo en la Estación Depuradora que cuenta además con un moderno sistema de cogeneración, que servirá, en parte, para autoabastecerse de energía. “Estamos hablando-continuaba- de que en la Depuradora de Guijuelo se podría conseguir el biogas que serviría como combustible para 1.900 vehículos durante todo un año”, afirmaba. La EDAR de Guijuelo recientemente ampliada, dispone de las instalaciones necesarias para realizar un tratamiento simultáneo de los substratos biodegradables en el sistema de digestión anaerobia conjuntamente con los lodos urbanos mejorando la calidad agronómica del cosustrato y obteniendo un subproducto valorizable como es el biogás. “El estudio hace un análisis de la viabilidad de tratar estos residuos en las instalaciones de la EDAR así como de las técnicas disponibles para mejorar la biometanización de los residuos mediante pretratamientos y los posibles usos que posteriormente se le pueda dar al biogás”, añadía Marta Casao recalcando que de este modo se quiere, además, cambiar el concepto de EDAR, hasta la actualidad concebida como instalación para tratar residuos por “instalación generadora de recursos pudiendo convertir tanto el agua como los residuos industriales en electricidad y biometano minimizando así la generación de gases de efecto invernadero y potenciando una economía circular basada en vertido cero”, finalizaba.